HEGEL Y YO REVUELTAS

 

 

Hegel  y  yo

José Revueltas

3360320

Agente del Ministerio Público:… y todavía no se contentó usted con la forma de haber dado muerte a su víctima, sino que a puntapiés, es decir a patadas, condujo la cabeza del occiso hasta el basurero próximo…

El Fut: Sí señor, cómo lo había de negar yo. Así fue, tal como usted dice. Pero no lo hice por mal, señor. Verdá de Dios que no lo hice por mal. ¿Cómo quería que yo agarrara esa cabeza con las manos, cuantimás habiéndolo yo matado, digo, siendo yo el autor de la muerte de ese occiso? No lo hice por mal, señor…

Agente del Ministerio Público: ¿Así que lo hizo por bien…?

El Fut: Sí señor, como todo mundo puede ver si lo mira en mi corazón. Lo hice por bien…

Es curioso, pero aquí estamos, en la misma cárcel, Hegel y yo. Hegel, con toda su filosofía de la historia y su Espíritu Absoluto. Verdaderamente curioso. Debo precisar: en la misma celda, Seguir leyendo