DETECTIVES SALVAJES FRAGMENTO BOLAÑO

LOS DETECTIVES SALVAJES

(Fragmento)
….. 2 de noviembre
He sido cordialmente invitado a formar parte del realismo visceral. Por
supuesto, he aceptado. No hubo ceremonia de iniciación. Mejor así.

detectivejpg……3 de noviembre
No sé muy bien en qué consiste el realismo visceral. Tengo diecisiete años,
me llamo Juan García Madero, estoy en el primer semestre de la carrera de
Derecho. Yo no quería estudiar Derecho sino Letras, pero mi tío insistió y
al final acabé transigiendo. Soy huérfano. Seré abogado. Eso le dije a mi
tío y a mi tía y luego me encerré en mi habitación y lloré toda la noche.
O al menos una buena parte. Después, con aparente resignación, entré en la
gloriosa Facultad de Derecho, pero al cabo de un mes me inscribí en el
taller de poesía de Julio César Álamo, en la Facultad de Filosofía y
Letras, y de esa manera conocí a los real visceralistas o viscerrealistas
e incluso vicerrealistas como a veces gustan llamarse. Hasta entonces yo
había asistido cuatro veces al taller y nunca había ocurrido nada, lo cual
es un decir, porque bien mirado siempre ocurrían cosas: leíamos poemas y
Álamo, según estuviera de humor, los alababa o los pulverizaba; uno leía,
Álamo criticaba, otro leía, Álamo criticaba, otro más volvía a leer, Álamo
criticaba. A veces Álamo se aburría y nos pedía a nosotros (los que en ese
momento no leíamos) que criticáramos también, y entonces nosotros
criticábamos y Álamo se ponía a leer el periódico. Sigue leyendo

El OJO SILVA bolaño

EL OJO SILVA
Para Rodrigo Pinto y María y Andrés Braithwaite

Lo que son las cosas, Mauricio Silva, llamado el Ojo, siempre intentó
escapar de la violencia aun a riesgo de ser considerado un cobarde, pero
de la violencia, de la verdadera violencia, no se puede escapar, al
menos no nosotros, los nacidos en Latinoamérica en la década del
cincuenta, los que rondábamos los veinte años cuando murió Salvador
Allende.

El caso del Ojo es paradigmático y ejemplar y tal vez no sea ocioso
volver a recordarlo, sobre todo cuando ya han pasado tantos años.
En enero de 1974, cuatro meses después del golpe de Estado, el Ojo
Silva se marchó de Chile. Primero estuvo en Buenos Aires, luego los
malos vientos que soplaban en la vecina república lo llevaron a México
en donde vivió un par de años y en donde lo conocí. Sigue leyendo

LAS MUJERES LLEVAN AL MUNDO Paul Auster

Un crítico literario se repone de un accidente y por las noches inventa un personaje imaginario. Al mismo tiempo, entabla una curiosa relación con su nieta, que le revela cómo los objetos expresan las emociones humanas en la vida y el cine. Ésa es la trama de Un hombre en la oscuridad, la nueva novela del autor de Leviatán

Este texto es un fragmento de El hombre en la oscuridad (Anagrama)

blog_mujeresArriba acaba de abrirse una puerta, y oigo ruido de pasos que cruzan el pasillo. Miriam o Katya, no sé cuál de las dos será. […] Si tuviera que decidirme, diría que era Katya. La pobre, afligida Katya, tan resistente al sueño como su inválido abuelo. Me encantaría estar en condiciones de subir las escaleras, entrar en su dormitorio y charlar un rato con ella. Contarle alguno de mis chistes malos, quizá, o si no pasarle simplemente la mano por la cabeza hasta que cerrara los ojos y se quedara dormida. Pero en silla de ruedas no se puede subir la escalera, ¿verdad? Y si cogiera la muleta, lo más probable es que me cayera en la oscuridad. Maldita sea esta pierna idiota. La única solución sería que me crecieran alas, un par de alas gigantescas del más suave y blanco plumón. Entonces subiría como una flecha.
Sigue leyendo

ÚLTIMOS ATARDECERES EN LA TIERRA BOLAÑO

………. LA SITUACIÓN ES ÉSTA: B y el padre de B salen de vacaciones a
Acapulco. Parten muv temprano, a las seis de la mañana Esa noche, B
duerme en casa de su padre. No tiene sueños o si los tiene los olvida
AcapulcoQuebradanada más abrir los ojos. Oye a su padre en el baño. Mira por la ventana,
aún está oscuro. B no enciende la luz y se viste. Cuando sale de su
habitación su padre está sentado a la mesa, leyendo un periódico de-
portivo del día anterior y el desayuno está hecho. Café y huevos a la
ranchera. B saluda a su padre y entra en el baño.
………. El coche del padre de B es un Ford Mustang del 70. A las seis
y media de la mañana suben al coche y comienzan a salir de la Ciudad. La
ciudad es México Distrito Federal, y el año en que B y su padre
abandonan el DF por unas cortas vacaciones es el año de 1975. El viaje
es, en líneas generales, plácido. Sigue leyendo

DILES QUE NO ME MATEN Juan Rulfo

—¡Diles que no me maten, Justino! Anda, vete a decirles eso. Que por caridad. Así diles. Diles que lo hagan por caridad.
—No puedo. Hay allí un sargento que no quiere oír hablar nada de ti.
—Haz que te oiga. Date tus mañas y dile que para sustos ya ha estado bueno. Dile que lo haga fusilpor caridad de Dios.
—No se trata de sustos. Parece que te van a matar de a de veras. Y yo ya no quiero volver allá.
—Anda otra vez. Solamente otra vez, a ver qué consigues.
—No. No tengo ganas de ir. Según eso, yo soy tu hijo. Y, si voy mucho con ellos, acabarán por saber quién soy y les dará por afusilarme a mí también. Es mejor dejar las cosas de ese tamaño.
—Anda, Justino. Diles que tengan tantita lástima de mí. Nomás eso diles.
Justino apretó los dientes y movió la cabeza diciendo:
—No. Sigue leyendo