ESCRIBIR ES DEJAR DE SER ESCRITOR POR ENRIQUE VILA MATAS

Muchas veces me he visto Obligado A CONTESTAR a la pregunta de por qué escribo Al principio, Cuando era muy joven y tímido, utilizaba la breve respuesta que daba André Gide A Esa pregunta y contestaba: «Escribo para que me lean».

Casarse con una Jeanne Moreau no es fácil, tampoco lo es ser realmente un escritor. Por Aquellos días, Yo tenía una vaga idea de que no era sencillo ni una cosa ni la otra, pero no sabia hasta qué punto eran dos cosas muy complicadas, sobre todo la de ser escritor

Yo vi La noche y empecé a adorar la imagen pública de esos seres A LOS que llamaban escritores. Me gustaron, en un primer momento, Boris Vian, Albert Camus, Scott Fitzgerald y André Malraux. Los cuatro por su Fotogenia, no por lo que hubieran escrito. Cuando mi padre me preguntó qué carrera estudiar PENSABA-E1 callada Tenía la ilusión de que yo quisiera ser abogado-, le dije que PENSABA ser como Malraux. Recuerdo la cara de estupor de mi padre, Y también recuerdo lo que entonces me dijo: «Ser Malraux no es una carrera, eso no se estudia en la universidad». Sigue leyendo